Quien no emprende en España es porque no quiere

Muchos os podéis quejar de que en España la situación es muy mala, pero lo que tenéis que hacer es hacer las cosas sensatas y con sentido común: emprender, haceros autónomos y montaros vuestra propia empresa.

Muchos pensaréis que eso es muy difícil pero no, mirar como hay grandes empresarios que han empezado desde su casa: Florentino Pérez, Enrique Ortiz, Batalla, Villarmir, o Eduardo Inda son algunos de esos ejemplos.

Según los daos provenientes del Gobierno de España, la cantidad mínima para emprender en España son al menos 17.000 y poco más Euros. ¿Qué persona normal no tiene 17.000€ en el banco para empezar a emprender? Porque claro, como bien decía el Consejero de la Comunidad de Madrid (del PP, gobierno apoyado por Cs) los pobres no son personas normales. Y tampoco son perros por lo que no pueden ser seres, o personas (o no sé yo es que ya me lio con las propuestas del naranjismo) así que, resumiendo los pobres, no cuentan.

Pero emprender es muy fácil puedes hacerlo desde tu casa y desgravarte el 30% de los gastos, siempre que seas capaz de hacer el pino puente sobre un monociclo encima de una lavadora del siglo paso en pleno centrifugado. Además, también tienes una perfecta tarifa plana de 50€ al mes para empezar, que después se transforman en casi 300€ más IRPF, da igual que factures 1€ o 1 millón.

Pero es muy fácil emprender, porque a todo el que emprende el gobierno le da muchas posibilidades, sino que le pregunten a Eduardo Inda, periodista de cabecera en la lucha contra los corruptos e inmorales en todos los platós de televisión. Él lo sabe muy bien, en 2015 para empezar su nuevo medio de comunicación, una de las empresas públicas del Gobierno de España le dio una ayudita de nada, un préstamo de 300.000€ sin avales ni garantías. Lo que le pasa a todo el que empieza una empresa.

¿Veis lo fácil que es emprender? Ya está bien de querer vivir de lo público o quejarse de lo mal que esta la situación emprender es muy fácil. ¿Aún no estáis convencidos? Tranquilos hay otras formas acabar al frente de una empresa siendo su dueño y bañados en dinero.

¿Nunca habéis leído una novela, o visto una película donde uno empieza a trabajar desde abajo y acaba dirigiendo la empresa? En España estas cosas también pasan, no exactamente así, pero más o menos… Tranquilos, ahora os cuento como, aunque ya no es tan fácil como hace unos años.

Lo principal de esta última forma de acabar al frente de tu empresa es como todo en la vida, hacer contactos, en el colegio, en la universidad, tu haz contactos nunca puedes saber dónde acabará cada uno. Imagínate por ejemplo que tu amigo del pupitre de al lado acaba siendo concejal o incluso ministro, da igual que sea de la “democracia” que del régimen “no democrático” (Como llama nuestro querido presidente a la época bajo el gobierno de Franco).

Un buen día tu puedes estar sin trabajo y encontrarte a tu amigo, que te dirá que pueden hacerte un hueco en una empresa pública, lo mismo da que sea una constructora, que una empresa de telecomunicaciones, gestión de residuos (basuras), o incluso una caja de ahorros. Si tienes suerte incluso no tendrás que empezar en un puesto cualquiera e ir subiendo (como en las pelis), entraras directamente de jefe con un sueldazo de esos que ganas en un año más que en cualquier hijo de vecino en toda su vida.

Pero lo mejor de todo es que no vas a tener que estar preocupado por llevar a la empresa a la ruina, porque si lo haces cuando te despidan te darán una millonada, no sea que te agobies mucho.

Pero este caso es solo si trabajas para la empresa y no es tuya claro, así que no se si cuenta mucho como un ejemplo de emprendimiento, de una persona que se hace así mismo empresario de éxito, vamos por su variante.

Imagina que estas al frente de una constructora, Fomento Construcciones y Colegas, o TelefoniaEsp, o empresas parecidas, en las que claro, tienes un sueldazo. Y la empresa pública va muy bien y da muchos beneficios. Y un día tu amigo el concejal, el ministro o el presi te dice oye que vamos a privatizar la empresa, en la que estas al frete que da tantos beneficios. Y claro, como lo haces tan bien encima te hacen un descuento, para que te la quedes.

Total que llega el ministro de turno del “gobierno no democrático”, o el de chaqueta de pana, ese tal Felipe Gonzo o algo así, o el del bigote (ahora ya solo con su sombra) y te dicen, mira esta empresa que está valorada en 100 millones te lo dejo en 50, y mira me pagas la mitad ahora con lo que has ahorrado de ese sueldecito de nada que tienes y pides un préstamo. Tranquilo por el préstamo que ya hablamos con el banco para que no haya problemas o te lo damos desde el Estado (Gobierno de España).

Pero tu aun pensarás ostras un sigo necesitando 25 millones, pero ellos te explican que tranquilo que no pasa nada que eso también te dan un préstamo ellos o el banco y que se pone en un depósito a 7 o 10 años y nosotros (el Gobierno) no lo pedimos, pues para ti. ¡Y al final te quedas con una empresa de 100 millones que da un montón de beneficios, tu sueldazo que mantienes por ¼ de lo que valía la empresa!

Quien no emprende y es un empresario de éxito en este país es porque no quiere. Pero las oportunidades de hacerte un empresario de éxito referente para todo el país no terminan aquí.

Porque tu amigo, ese que te dio la oportunidad de emprender con la empresa pública te dice que ahora hay una cosa que se llama democracia donde la gente vota, y que para que tu sigas emprendiendo necesita alguna ayudita, que le des algo de dinero de ese que has ganado con la empresa esa o que te ahorraste al quedártela. Para pagar una reforma de una sede muy bonita o para hacer un mitin hasta los topes. Y tú, como buen amigo pues le das una ayudita de esas de nada 80.000 o 100.000€, calderilla.

Un tiempo después el amigo te vuelve y te dice cómo te has portado también quiere ayudarte a emprender, que quieren que hagas una autopista y que te darán la concesión a 25 años, pero que tranquilo, que si no es suficiente le puedes añadir unos sobre costes y tenerla a 50 años fijando un mínimo de beneficios claro.

Un tiempo después el amigo te vuelve diciéndote, mira es que tenemos otras elecciones de ello que llaman elecciones, y queremos meter más publicidad y hacer más cosas, pero la ley no nos deja gastarnos más así que te van a pasar facturas falsas a tu empresa. Y tranquilo que ya sé que con las autopistas no estas ganado lo esperado, así que mira te vamos a pedir que no hagas unas autovías y encima te vamos a dar 2.000 millones (desde el Gobierno de España, claro). Para que esa ayuda que nos vas a dar de cara a las elecciones no sea un problema.

Lo mejor de todo, tú te preguntaras que pasa si después te piden cuenta de esos 2.000 millones. Pero tranquilo tu amigo te dirá que ellos lo controlan todo que es como lo del préstamo de 300.000 mil euros que no pasa nada, con decir que has perdido los papeles esta todo arreglado.

Así de fácil es convertirse desde la nada en un empresario de éxito en España. No sé qué hacéis con oposiciones o quejándoos.

Deja un comentario