Hackear la política: Parte 1


La Vieja Política

Desde hace 2 años hemos escuchado como los medios de comunicación, y algunos partidos, nos han hablado sobre nueva y vieja política, y al final, nos han sometido a un nivel de ruido que ha desdibujando el significado de ambos términos. Es por ello, que he decido escribir sobre que es la Nueva Política, sobre todo tan cerca de unas nuevas elecciones.

Para entender que es la Nueva Política, primero es necesario entender de dónde venimos, y que es a Vieja política, es por ello que dada la extensión del artículo previsto, el de hoy se centrará en los antecedentes y en la definición de la Vieja Política.

Corría el año 2008 cuando desde el Gobierno de España se decía que no habría crisis que había una desaceleración o crecimiento económico negativo, los bancos y cajas de ahorro estaban a punto de quebrar con esos “supergerentes” de sueldos multimillonarios, que cobraban más en 2 días que muchos españoles en 1 año, pidieron un rescate al Estado, se les  concedió más de 100.000 millones de € desde entonces, del dinero de todos. Ese rescate se sufraga con los impuestos de toda la ciudadanía, mientras los años pasaban, el paro aumentaba del 5 a más del 20%, se recortaba en servicios públicos, se hacían reformas para abaratar el despido y se priorizaba el pago de la deuda antes que los servicios públicos. La Soberanía se veía sometida a los caprichos de agentes internacionales carentes de legitimidad democrática, agentes respaldados tanto por el partido del gobierno, como por el partido de la oposición.

Ante esta situación nos encontramos en el 2011 inmersos en año electoral, con un sistema político, de democracia representativa, donde predominaban 2 partido mayoritarios que ejercían la alternancia del poder. Partidos los cuales uno hizo lo contrario a lo que se supone que defiende, y el segundo iría más allá del camino emprendido por el primero.

Es a la superestructura de este sistema político de democracia representativa, a su funcionamiento y a sus partidos es lo que denominamos Vieja Política. La Vieja Política se caracteriza por:

  • Un sistema de alternancia ejercida por 2 partidos mayoritarios.
  • Desarrollo de las mismas políticas por parte de los 2 grandes partidos. La asunción de las políticas consideradas neoliberales por parte los partidos teóricamente progresistas, les lleva a desarrollar las mismas políticas, salvo matices.
  • El sistema establece que toda iniciativa que debe salir adelante a través de estos dos partidos, siendo de otra forma imposible alcanzar cualquier objetivo. Modelo que había llevado a la desarticulación del tejido civil asociativo de facto.
  • Estos partidos mayoritarios funcionan de la misma manera, sin democracia, la cúspide de los partido, el líder (puesto que, se basan en liderazgos individuales), decide quien está donde:
    • En los partidos conservadores esto se hace mediante el llamado “dedazo”.
    • Mientras que en los partidos de corte socialdemócrata (hasta el momento) el “dedazo” se hace de forma más disimulada. Este hecho queda descrito en el estudio publicado por Robert Michels sobre el Partido Social-Demócrata de Alemania (SPD), que describe como el sistema de adopción de decisiones favorece que estas organizaciones se hallen gobernadas por un puñado de dirigentes, lo que hace “imposible la democracia”. A este hecho se le conoce como Ley de hierro de la oligarquía (una de las pocas leyes con la que nos encontramos en las Ciencias Sociales).
  • Liderazgo individual. Esta es otra característica que define la Vieja Política consecuencia directa de los puntos anteriores.
  • Los partidos mayoritarios toman decisiones guiados por entes externos carentes de toda legitimidad democrática, frente al interés general, o así lo percibe una parte suficientemente grande la ciudadanía.

Ante esta falta de capacidad de acción ciudadana, por un sistema viciado, y en apariencia (según las características descritas) falto de “democracia real”. Se produce una fractura social,  los defensores del sistema vigente, frente a quienes demandan cambios. De esta manera, surgen diversos movimientos siguiendo la línea de la antiglobalización de principios de siglo, estos serán el #15M en España, o #120 en Estados Unidos, al sistema propuesto por estos movimientos, al conjunto de formas y fondos, es a lo que se denominará Nueva Política, y que será explicada en la siguiente entrada: Hackear la política: Parte 2, La Nueva Política.

Deja un comentario