El «des»-Consell de l’Estudiantat #UJI

Para quien no lo sepa, el Consell de l’Estudiantat es la institución de la Universitat Jaume I encargada de representar al estudiantado, ayudar a los y las estudiantes que tengan problemas o esto es lo que se supone que debería de ser. Dicha institución se renueva una parte cada año tras la elección de los delegados de centro y de los coordinadores de carreras o grados y otra, la mayoría, por los claustrales que se eligen cada 2 años en elecciones. El próximo 17 de mayo hay elecciones.

Durante los últimos 2 años hemos visto como la asociación que lo controla (Unión Universitaria) ha dirigido esta institución de forma arbitraria, totalitaria y abusando de todo el poder que pueda tener y poniéndolo a su servicio.

Ha usado el Consell como instrumento propagandístico, el color de la institución, el azul, ha sido sustituido por el naranja como pudimos observar en los carteles de la Semana de Bienvenida o con las pulseras de la semana de 2010. Además se ha comprobado que cuando se les ha impuesto usar el color corporativo del Consell de l’Estudiant, como en las pulseras de las paellas 2012, se han lanzado en una campaña de acoso y derribo contra Andrés Marzal, Vicerrector de infraestructuras.

Han impuesto sus caprichos y sus deseos a las necesidades de la mayoría de asociaciones independientemente de las consecuencias que pudiera tener, como por ejemplo provocar que algunas asociaciones o bien no tuvieran espacio o dejarlas sin este debido a sus acciones.

Actitud prepotente y de abuso de poder, por ejemplo, en la Semana de Bienvenida de 2010, en la cadena de besos universitaria más larga del mundo que organizó Campus Jove, miembros de la permanente del Consell de l’Estudiantat de Unión Universitaria trataron de impedir que dicha actividad se celebrara. Ellos alegaban que no había permiso para hacerlo, curioso teniendo en cuenta que el primer beso fue del Rector de la universidad a la vicerrectora de estudiantes. Otro ejemplo de caciquismo, en esa misma semana, fue cuando Campus hizo un sudoku humano, donde en las preparatorias de la actividad un miembro del Consell de Unión Universitaria desmontó la actividad a la vez que gritaba “Esto no lo hacéis por las buenas o por las malas”, como Fraga cuando decía “La calle es mía”.

Mas recientemente se ha podido comprobar como desde Unión  se rechazaban las acciones que distintas asociaciones y organizaciones emprendían contra los recortes y las subidas de tasas. Desde la primera huelga y manifestación de septiembre hasta la del pasado marzo, así como se han dedicado a desviar la atención en el asuntos de las tasas, siendo el Consell de la Generalitat Valenciana y no Rectorado el causante de la subida sufrida este curso, como intentaron hacer creer. Y pese a que la asociación universitaria se declara apartidista, ha evitado criticar hasta el último momento cualquier acción emprendida por los políticos de derechas.

¿Es Unión universitaria la adecuada para seguir representándolos?

 

Deja un comentario