Elecciones Andalucía: por encima del ruido partidista

Ayer se celebraron las elecciones en Andalucía, donde Susana y su PSOE han salido como los grandes triunfadores, los segundos grandes triunfadores serían Ciudadanos, Podemos se queda como el que pudo ser, casi fue, pero no fue. El PP se derrumba, IU ante la gran encrucijada y UPyD empieza a despedirse. Este podría ser el resumen de las elecciones del domingo 22 de marzo en Andalucía.

Empezaremos el análisis con el PSOE, que se puede dar con un canto en los dientes, pero no por conservar los 47 escaños, como hace el establishment y seguidores del partido sino, por perder solo 118.881 votos desde las anteriores elecciones un 7.78%, bajando solo un 4.13 puntos porcentuales de votos “validos”. Esté resultado da ánimos a los seguidores del PSOE que no han tardado en salir a aupar a Susana (y algunos a Pedro) y a decir que el PSOE sigue vivo y que es la única alternativa, lo que en verdad, es solo una verdad a medias.

Este resultado obtenido por el PSOE servirá para darles alas de cara a las próximas elecciones en el resto de España, que no en Andalucía, mejorando levemente los resultados, como una llama agonizante a la que se le echa pólvora y da un breve fogonazo. Los resultados ratifican lo que algunos ya observamos cuando empezó a crecer sobre la influencia en ciudades y pueblos, que persiste el grave problema del PSOE que contemplábamos en el CIS: los votantes del PSOE son cada vez más viejos, y tiene su principal mantenimiento de votos del territorio rural (conservador), envejecido proveniente del PP, se constata el bajo nivel de estudios y de clase social del PSOE, sin voto asociado. Lo que quiere decir, que pese a tener todo la estructura de poder creada durante 30 años en las instituciones andaluzas, El PSOE abandona los espacios de influencia pública principales, y no atrae a los estudiantes (aquellos que permiten captar nuevos votantes) y cae también la influencia económica de sus votantes, que viene a confirmar que el corazón late pero sigue grave en la UVI, y que de no remediarse esto, el PSOE estaría ante su último ciclo electoral como fuerza relevante.

El segundo ganador de la noche, pese a su cuarto puesto es Ciudadanos, con una gran cobertura mediática, y una incalculable ayuda del PP. Por los datos que tenemos podemos comprobar como Ciudadanos ha recogido el voto descontento del PP en las ciudades y en menor medida en voto rural, hecho que pudimos constatar al contemplar como empezaban a llegar los votos de las ciudades y aumentaba el porcentaje de Ciudadanos. Además Ciudadanos, actuó como barrera de Podemos, recogiendo el voto de centro (izquierda y derecha), que descontentos con PP y PSOE tenían pensado votar con rabia a Podemos, pero han visto en Ciudadanos una salida, además confirma la información de los sondeos en los que los técnicos y profesionales por cuenta ajena van hacia los nuevos partidos.

El tercero en analizar es también el tercero en número de escaños, Podemos. Podríamos resumir el resultado de esta formación como el que pudo ser y no fue. El gran éxito de entrar en el parlamento Andaluz con 15 diputados sabe a poco para quienes aspiran a tomar el cielo por asalto, y deja un sabor agridulce un gran resultado (que algunos interesados quieren hacer pasar por derrota o gatillazo) pero es indiscutible golpe encima de la mesa y que le dice al feudo socialista, el territorio más difícil para este joven partido, aquí estamos y vamos a ir a más. Sin estructuras, con apenas tiempo, con una campaña sin precedentes por partes del establishment español, que intentan hacer parecer a la marca tan corrupta como lo son ellos, acusaciones de financiación ilegal desde más de un lustro antes de existir, junto con intentos de asociar con ellos cualquier tipo de barbaridad inimaginable. En resumen éxito rotundo que sabe a poco.

Pero vamos a lo que nos interesa ahora de Podemos, sus votos. La joven formación pesca votantes de izquierda, pese a lo que cabría esperar nos hemos encontrado con una presencia homogénea tanto en el mundo rural como en el urbano, permaneciendo prácticamente invariable con un fuerte respaldo de sindicatos agrícolas, a diferencia de lo previsto en el resto de España, debido a la enorme institucionalización del PSOE y la fortaleza orgánica de IU (cosas que no veremos en el resto de España), Podemos ha penetrado con menor fuerza en el ámbito urbano aunque se asegura una fuerte presencia en los sectores con relevancia pública, técnicos, profesionales. Esta presencia, por la que en las últimas semanas ha tenido que rivalizar con Ciudadanos, asegura ser suficiente para garantizar el crecimiento de la organización de los círculos. Su reto en las próximas municipales en Andalucía pescar voto del PSOE para seguir creciendo, pese a que es una de las regiones donde cuenta con menos ex-cuadros del partido de la rosa ya que estos a diferencia de otras partes de España han optado en mayor medida de lo normal en la creación de nuevos partidos. Pero no sería descabellado pensar en un recorte sustancial de distancia de cara a las generales con el partido de la rosa.

El cuarto a analizar será el gran derrotado el PP, quienes ven como pierden 17 escaños y un 14% de sus votos los cuales se trasvasan a ciudadanos principalmente en las zonas urbanas y al PSOE en las zonas rurales, lo cual ha permitido a su principal competidor en el espectro ideológico, Ciudadanos, entrar con fuerza y amenazar su posición privilegiada, y sin oposición hasta el momento en todas las regiones de España desde el norte y desde el sur. Podríamos decir que esta organización cuando se mira en el espejo, ve ahora el fantasma de la UCD.

El quinto en analizar sería IU a quienes antes de cualquier análisis hay que reconocer que han hecho una de las mejores campañas electorales que se recuerdan en Andalucía y en España, pero que aun así no ha sido suficiente para salir al paso del terremoto político español pero si para mantenerse con dignidad. Las perspectivas de IU eran malas desde el momento en que decidió pactar con el PSOE donde sus políticas impuestas han recuperado, en parte, una asociación del PSOE-A con la izquierda. Y se veía pasar lo que ha pasado el PSOE ha sacado pecho y partido a entre otras cosas, políticas de vivienda, quedando como el bancario que hace un trabajo y sobre el que pone la firma su superior, quedando en las sombras. El apoyo de los sindicatos agrícolas a Podemos le ha hecho mucho daño a IU donde ha visto peligrar su grupo parlamentario por culpa de esto, pero su gran y fuerte estructura y su presencia entre actores de influencia social de voto le ha permitido retener el voto que, lo más probable es que en el resto de España se vaya a Podemos sin remedio. Ante esta situación IU queda en una gran encrucijada, entre si renunciar a las siglas propias y a dirigir un posible proceso de convergencia de aquí a las generales y buscar sobrevivir de otra forma fortaleciendo así la opción principal de cambio y aumentado sus posibilidades, o por el contrario mantenerse en solitario mientras va a menos y se enfrenta a su más que probable desaparición o mera presencia anecdótica en el siguiente ciclo electoral.

El último partido en analizar sería UPyD, abrió las puertas de la formación de nuevos partidos que se presentaran en todo el territorio nacional, pero se ha visto arrasado por esos maremotos que son Podemos y Ciudadanos que siguieron sus pasos. Hace unos meses desecho con soberbia e huirse a otros partidos, confiada la organización, más en la fe de Rosa Diez que en otra cosa, que su aumento era seguro pasara lo que pasara y que la rivalidad con C’s era solo ficticia. Hoy se ha podido ver que la situación es más bien la contraria la rivalidad e ficticia, pero porque lo naranjitos se han comido su terreno con patas, así pues estamos ante la más que segura absorción de UPyD y su fin, solo falta saber si esto sucederá de acuerdo, o con una dura aunque inútil resistencia.

Para terminar, podríamos decir que Susana gana manteniendo diputados, y se corona como reina indiscutible PSOE aumentando sus posibilidades de cara a las generales, aunque no creo que se enfrente a Pedro, más bien esperará que se queme para después coger las riendas del PSOE de cara al siguiente ciclo. El PP ve peligrar su hegemonía en la derecha, amenaza por Ciudadanos que queda como defensor del nacionalismo Español. Podemos crece de forma imparable aunque el surgimiento de Ciudadanos y estas elecciones andaluzas le frenen, no lo pararán. IU ante el dilema, si está dispuesto a ir hacia la unidad aunque haya que pagar un precio y facilitar el cambio político en España poniendo fin al ciclo iniciado en la transición, o si por el contrario la coalición no está dispuesta a pagar el precio y se mantiene inmutable.

Deja un comentario