Las vacaciones en verano, el reto para Pymes y Autonomos


Las vacaciones en verano. Tanto si eres Freelance, como Autónomo o Pyme, las vacaciones suponen un reto, reto que se puede superar con estos consejos:

Ya en junio abundan cada vez los anuncios de vacaciones, viajes caribeños, y las imágenes de playas llenas de gente en las noticias. Todos necesitamos un descanso, nos lo hemos ganado… Pero, ¿todos podemos permitirnos unas vacaciones para desconectar? ¿Y qué pasa si el problema no es solo nuestro? Porqué también tenemos que cuadrar vacaciones de trabajadores a nuestro cargo, el problema se acrecienta.

Si tienes una Pyme, puedes siempre dejar a alguien a cargo, mientras desconectas unos días, o al menos lo intentas. Pero, en esta situación, ¿Cómo evitamos problemas entre los trabajadores y hacemos para no tener que echar la persiana ningún día?

  • Estableceríamos cuantos trabajadores se pueden ir de vacaciones a la vez, sobre todo en puestos de responsabilidad. De esta forma podremos seguir abiertos y no sobrecargar a los trabajadores que se queden, evitando problemas de organización interna.
  • Estableceremos un criterio de selección, dando prioridad por ejemplo a los empleados que tengan una mayor antigüedad, por orden de petición, o por situación familiar, bien sea por matrimonio con hijos, personas a cargo, etc.
  • Mantener las vacaciones. Cambiarle las vacaciones a un trabajador puede traer muchos problemas, problemas de actitud, y productividad, si este cambio tiene consecuencias en su espera privada, por lo que se intentará que en caso de ser necesario un cambio, este sea causa de fuerza mayor, y siempre como último recurso, si no se puede gestionar con otros trabajadores dispuestos al cambio, y siempre dentro de lo posible, cubriendo los posibles daños causados al trabajador y respetando el número de día de vacaciones dados.

En el caso de autónomos y freelance, el verano puede ser doblemente difícil conciliar las vacaciones. Puesto que el verano con muchas empresas a medio gas, hay muchas oportunidades de externalización de servicios parpara las empresas que no quieren perder ni una sola oportunidad de negocio; pero contratar a otro trabajador no les sale a cuenta. Y si tú tampoco quieres perder oportunidad de negocio, esta es tu oportunidad perfecta.

Pero no solo de trabajo vive una persona, también se necesita descansar, y estas son las claves que todo autónomo y freelance deben seguir para poder disfrutar de un merecido descanso:

  • Organización, debemos saber cuándo queremos y podremos irnos de vacaciones y en función de ello distribuir nuestro tiempo y nuestro trabajo. De esta forma será más fácil cumplir nuestros objetivos y menor será nuestra carga, también la emocional.
  • Adelantar trabajo. Una de las normas del autoempleo es ponerte tu propio horario y cumplirlo si no quieres que el trabajo te supere y afecte a tu vida privada, pero en este caso haríamos una excepción, y aunque en principio nos cause estrés el adelantar el trabajo de cara a las vacaciones nos permitirá afrontar estas con mayor tranquilidad, lo cual será más beneficioso a la larga.
  • Decir no. Debemos decir no a dos posibles situaciones con las que nos podemos encontrar: 1- Nos ofrecen un chollo fuera de nuestras vacaciones “programadas”, esto daría lugar aún estrés enorme antes, durante y después de las vacaciones, lo que afectaría a nuestra productividad a largo plazo y saldríamos perdiendo. 2- Nos ofrecen una buen contrato, pero no nos va a hacer millonarios, ni nos va a salvar de las penurias del día a día, di no, pues puede que no cumplas con la organización y que te toque irte de ¿vacaciones? Con el trabajo a cuestas, lo cual sería más perjudicial si cabe que la primera situación.

Si a pesar de lo dicho anteriormente se vas de ¿vacaciones? llevándote el trabajo de acompañante, ten en cuenta que afectará a tu productividad antes, durante y después de estas, por lo que para limitar el impacto negativo intentaremos organizar el tiempo que dedicaremos, y en caso de ser posible, intentaremos diferenciar las zonas de trabajo y de las de ocio. Piensa también que el hecho de que lleves trabajo afecta también a las personas que van contigo, tu trabajo puede generar estrés en las personas que te acompañen.

Así que ya sabes organízate, se firme diciendo no, y procúrate unos días libres y a la vuelta estarás con las pilas cargadas.

 

Deja un comentario