Radio Televisión Valenciana (RTVV)

RTVV y en especial Canal 9 esa gran empresa propagandística del PP la cual se empieza a formar en 1995 con la entra del PP en la Generalitat Valenciana durante estos 16 años RTVV ha multiplicado por 40 su deuda hasta alcanzar 1.241 millones eros y pasando de los 800 empleados de 1995 a unos 1800 en la actualidad.

Durante esos 16 años se ha visto como institución, una televisión publica la cual tenia una ligera deuda esta se ha multiplicado por 40 y aumentado su plantilla en 1000, con chiste de estamos en casa entre los simpatizantes del PP, una televisión opaca que ocultan los temas de corrupción que afectan al PPCV desde cohecho impropio hasta financiación ilegal del PPCV, pasando por Brugal y Fabra. Boicoteando la emisión de la televisión catalana poniendo a emitir por la frecuencia por la cual se emitía esta, cortando la señal a la hora de fútbol, entre otras acciones.

 

Este año Canal 9 ha alcanzado records mínimos de audiencia y esta no para de caer, por su utilización política, su maltrato a la lengua con mas del 70% de emisión en Castellano y con la prohibición de usar unas 400 expresiones valencianas porque se parecen al Catalán, opacidad y una programación más que pobre solo por delante de los canales de tele tienda.

 

Pero quienes quiere el PP que pague esto no son los que han montado este agujero negro que es la maquina propagandística del PPCV sino los trabajadores con un ERE para tirar a la calle a 1000 personas para dejar el personal tal y como estaba antes de que llegara el PP al poder.

 

Mientras las personas que han provocado esto, las que han dado miles y miles de Euros a la trama de corrupción Gurtel, los que tapaban los abusos sexuales del ya ex consejero delegado de Canal 9 seguirán en su despacho cobrando miles y miles de Euros sin asumir responsabilidad alguna y tirando a los trabajadores que han estado utilizando durante los últimos 16 años, después de lo que han tenido que aguantar por culpa de la utilización política de la RTVV por parte del PPCV.

Deja un comentario